jueves, 25 de abril de 2013

¿Qué es el IVA?



El Impuesto de Valor Agregado (IVA), también llamado Impuesto sobre las Ventas es un tributo que grava el consumo en cuatro escenarios:

1. Adquisición de bienes.

2. Por servicios.

3. Importación de bienes.

4. Juegos de suerte y azar.
Hay que aclarar que después de la ley 1607 de 2012 (Reforma Tributaria), se excluyeron del impuesto sobre las ventas las actividades de “expendio de comidas y bebidas preparadas en restaurantes, cafeterías, autoservicios, heladerías, fruterías, pastelerías y panaderías, para consumo en el lugar, para llevar, o a domicilio, los servicios de alimentación bajo contrato, y el expendio de comidas y bebidas alcohólicas para consumo dentro bares, tabernas y discotecas”, salvo las de Catering. Estos bienes ahora entran a hacer parte del nuevo impuesto nacional al consumo.

Para explicar cómo se establece el IVA, recurrimos al ejemplo de las etapas por las que pasa un producto, como lo es una chaqueta. La primera venta que genera el impuesto es la de la materia prima, después quien fabrica, vende a un precio mayor, por lo que la segunda venta también genera IVA. Regularmente, hay un comercializador que compra el producto terminado que se lo vende al consumidor final, quien paga también el IVA final.

La tarifa general del IVA es del 16%, pero para que el impuesto no se vaya acumulando en el costo y haga cada vez más cara la chaqueta del ejemplo anterior, al ser un impuesto de valor agregado, cada agente en esa cadena (fabricante, comercializador) pueden descontar el impuesto que le pagó al anterior. De forma tal, que el impuesto sólo se paga sobre el excedente en el valor, o en otras palabras, sobre el valor agregado.